The Purge: La nueva serie de USA Network

the purge-serie
En 2013 nacía una nueva apuesta para la gran pantalla que ofrecía sangre, violencia y terror a los espectadores: de la mano de James DeMonaco llegaba The Purge (La Purga), que pronto recibía confirmación para una nueva entrega, llamada Anarchy. Más tarde llegaría Election y este año recibíamos con ganas La Primera Purga, que, aunque no era bajo la dirección de DeMonaco, sí que seguía su guion.

Seamos sinceros, la saga The Purge no es la saga de la década, ni de lejos. Son las típicas películas que vemos por la noche para entretenernos, pasar un buen rato solos o en compañía. No esperamos una obra maestra, aunque tampoco queremos que nos defrauden.

Empezamos a saber de la serie cuando anunciaron una adaptación de diez capítulos, otra vez con el guion de DeMonaco. En la Comic-Con vimos un prometedor tráiler que parecía prometer entretenimiento y terror. Justo lo que esperábamos: tendríamos tres meses con una hora semanal de violencia, siempre dentro de los límites de las producciones para la pequeña pantalla. Hace dos semanas se estrenó en USA Network el episodio piloto, «What Is America»?

La monja (2018): La fatiga de una fórmula

the purge-serie 02

Las primeras críticas no fueron muy buenas, pero aun así, al menos yo, empecé la serie con esperanza pensando que alguna cabeza cortada o algún cadáver descuartizado veríamos. Después de 46 minutos de episodio, seguía igual que me había levantado por la mañana, sin haber visto una gota de sangre. Todas las escenas de violencia del piloto (que no son muchas), están difuminadas o entre sombras. ¿Cómo es posible que en un país donde prácticamente no hay leyes sobre la violencia (al menos durante doce horas una vez al año), no haya baños de sangre?

Soy un hombre optimista, así que empecé el segundo episodio («Take What’s Yours») con ganas también. Y qué suerte la mía, porque sí pude ver alguna persecución ensangrentada o alguna ejecución interesante. Sin embargo, parece que las cosas no han mejorado mucho desde el punto de vista de la crítica. No es para menos, la trama no ofrece nada renovador ni original respecto a las películas. Un protagonista cuyo familiar ha desaparecido o un grupo de ricachones que se dedican a purgar con mano de Dios.

Sí, es cierto que el segundo episodio ha evolucionado un poco desde el piloto y, aunque es todavía muy temprano para juzgar, las cosas no pintan muy bien para una posible renovación de la serie. Esperemos que The Purge mejore considerablemente en sus episodios venideros y que no sea esta serie la víctima de la purga televisiva anual.