Series no tan valoradas: Peaky Blinders

Años 20. En los bajos fondos de la ciudad británica de Birmingham, un grupo de mafiosos llamados Peaky Blinders tiene el control extorsionando a los comercios y realizando apuestas ilegales. Todo cambia cuando Thomas Shelby, el líder de la banda, encuentra un cargamento de armas pertenecientes al ejercito británico.

Con esta premisa arranca esta serie ambientada en el Reino Unido después de la Primera Guerra Mundial y producida por la cadena BBC. En España se emite, vía streaming, por Wuaki tv.

Entre los puntos a favor de esta serie caben a destacar tanto su fotografía, sus primeros planos de cámara, la música de Jack White o The White Stripes y las excelentes actuaciones. Todo un ejercicio de interpretación en el que destaca por encima de todos un gran Cillian Murphy. El reparto tiene otros nombres interesantes como Sam Neill (El Piano), Helen Mccrory (Harry Potter) o Annabelle Wallis (Los Tudor).

Cuenta con dos temporadas, una primera temporada que vale como presentación del clan Shelby y su ascenso en el control de las apuestas en las carreras de caballos en Birmingham. También nos muestra las mellas que ha hecho la Gran Guerra en los hombres que lucharon en ella y las tensiones políticas con los sindicatos marxistas. Es algo lenta de ver, pero ese punto se vuelve a favor porque cada plano, cada gesto de los actores, su atmósfera densa y su música hacen que sea un disfrute y un deleite al espectador. Eso si, cuando golpea lo hace bien fuerte. La segunda parte sobresale al trasladar parte de la trama a Londres y la introducción de nuevos personajes, destacando el personaje de Tom Hardy (espero que aparezca más en el futuro) como el gangster judío Alfie Solomons.

En resumidas cuentas, Peaky Blinders puede parecerse a Boardwalk Empire, pero no tiene la grandilocuencia con la que se viste la serie americana. Bien es cierto que visita lugares comunes en la trama, aunque tiene algunas lagunas en el guión debido a su duración en cada temporada (6 capítulos de una hora cada uno), en el que tienen que contar mucho y el espectador imaginar algunas cosas. Pero el ritmo es distinto, sus actuaciones maravillosas y la música actual hacen de este un buen y estimulante entretenimiento. Muy buena serie, aunque poco conocida en nuestro país.

Se espera que la tercera temporada se estrene a principios de 2016. Aquí dejo el trailer:

Posdata: Para disfrutar de esta serie hay que verla en versión original.