Paul Thomas Anderson: Arte en movimiento

director Paul Thomas Anderson
El californiano Paul Thomas Anderson es uno de los más grandes directores del cine moderno, aquí un repaso a su filmografía.

En 1997, un director joven, nacido en California, realizó una de las más grandes películas ambientadas en los años 70: Boogie Nights. La cinta narra el ascenso y caída del actor porno Dirk Diggler, un camarero de un bar nocturno llamado Boogie Nights, el cual ve como cambia repentinamente su vida cuando aparece en su vida Jack Horner, un director de cine porno.

boggie nights (Anderson)

Boogie Nights se convirtió, inmediatamente, en un cinta de culto, y, su director, el cual nos ocupa en este artículo, paso de ser un completo desconocido a ser uno de los más grandes directores de finales del siglo XX: Paul Thomas Anderson.

Desde el gran éxito de Boogie Nights, Paul Thomas Anderson consiguió fama internacional y el poder de realizar el proyecto que él quisiese; el resultado fue en una película que, perfectamente, podría haber fracasado y haber bajado a Anderson de las nubes. Craso error dudar del californiano.

Magnolia fue la siguiente película en unirse a la filmografía de Anderson; narrando una serie de historias entrelazadas en el Valle de San Fernando (California).  Magnolia supuso un nuevo éxito en la carrera del realizador. Contando con actores de la talla de Tom Cruise, Philip Seymour Hoffman o Julianne Moore, entre otros, el film consiguió tres nominaciones a los oscars: Mejor actor de reparto (Tom Cruise), Mejor guión original (Paul Thomas Anderson) y Mejor canción (Save me, de Aimee Man).

Este film, con unos excesivos pero justificables 188 minutos de duración, se unió a la lista de películas de culto instantáneamente. Segunda vez que Anderson lo conseguía. Aunque todo rebosaba felicidad en la vida del director, la pregunta era inevitable: ¿Seguiría su siguiente proyecto la estela iniciada por sus anteriores proyectos? Los hechos hablan por sí solos.

Magnolia (Anderson)

Punch-Drunk Love (2002) se presentaba como una posible gran decepción, dado que Anderson tomó una decisión bastante confusa y arriesgada: La contratación del cómico Adam Sandler como protagonista de la película. A pesar de un buen reparto con alguno de sus actores más habituales, tales como Luis Guzmán, las expectativas para la película no eran demasiado entusiastas… Hasta que llegó Cannes.

El prestigioso Festival de Cannes presentó ante el mundo la nueva película de Paul Thomas Anderson, y, para variar, triunfó, y de qué manera. Punch-Drunk Love logró alzarse con la palma de oro, el galardón más importante del famoso festival francés. Además de su éxito en Cannes, la película logró una nominación para los globos de oro, Mejor actor de Comedia o Musical, para un Adam Sandler que se encontró con uno de los personajes más complejos y celebrados de su fotografía.

Punch-Drunk Love (Anderson)

En 2007, Anderson tocó la cima en su obra más colosal, irregular y celebrada: There will be blood. El gran Daniel Day-Lewis se unió al proyecto para interpretar a Daniel Plainview, un humilde trabajador que acaba tocando la cima en la industria petrolera a principios de siglo XX. Este trabajo, posiblemente el más grande de su excelente carrera, le reportó su segundo oscar a mejor actor principal.

There will be blood es la mayor obra de Anderson, sin duda; y lo es porque es ARTE EN MOVIMIENTO. Las imágenes que nos son mostradas son de un altísimo nivel cinematográfico. En Boggie Nights, Anderson creó uno de los mejores planos secuencia de la historia del cine, y aquí crea imágenes que son puro arte: la fotografía de esta película es prodigiosa, la iluminación y la tonalidad dada a la película dota al film de un ambiente sucio y pobre, el cual contrasta constantemente con el personaje de Day-Lewis.

There will be blood (Anderson)

Cinco años después de la obra maestra de Anderson, llegó a las salas de todo el mundo The master, película protagonizada por otro de los más grandes actores del siglo XXI: Joaquín Phoenix. El film fue nominado a tres oscars, uno para cada actor con un papel principal en el film: Mejor actor (Joaquín Phoenix), Mejor actor de reparto (Philip Seymour Hoffman) y Mejor actriz de reparto (Amy Adams).

The master (Anderson)

Anderson y Phoenix debieron haber disfrutado de su colaboración ya que tres años después repitieron con una de las películas más únicas e inclasificables de nuestra presente década: Inherent Vice. Con un reparto de autentico lujo encabezado por Phoenix y una debutante Katherine Waterston, y con secundarios de la talla de Owen Wilson, Josh Brolin o Benicio del Toro, Inherent vice fue nominada al Oscar a Mejor guión adaptado, escrito por el mismo Anderson.

Su película más reciente aún no ha llegado a los cines de nuestro país: Phantom Thread. En este film situado en los años 50, Paul Thomas Anderson vuelve a colaborar con Daniel Day-Lewis y, a juzgar por las críticas, no parece que vaya a ser el primer fracaso del director.

Phantom Thread (Anderson)

Cuando alguien habla de Paul Thomas Anderson, no puede hacer otra cosa que rendirse ante uno de los mayores genios del cine del siglo XXI, el cual posee un estilo completamente personal y brillante; una fotografía de un nivel insuperable; y una personalidad que hace que cualquier actor desee volver a trabajar con él; como son los casos de todos sus actores habituales, cómo el fallecido Philip Seymour Hoffman, Joaquin Phoenix, Julianne Moore, Daniel Day-Lewis o Luis Guzmán, entre otros.

Anderson

El cine no muere por gente cómo Paul Thomas Anderson, quien ama el cine como lo amamos todos los cinéfilos; este hecho lo podemos ver reflejado en su presencia en el grupo de los 70mm.

El grupo de los 70mm consiste en cinco directores que crecieron con el cine como filosofía de vida y defienden su conservación ante la aparición de plataformas digitales, tales como Netflix. Este grupo de directores esta formado por Quentin Tarantino, Christopher Nolan, JJ Abrams, Paul Thomas Anderson y Zack Snyder. Cinco grandes directores con estilos muy particulares y filmografías envidiables.

anderson 2

El cine no morirá, aunque se empeñen en que desaparezca, el cine, como todo arte, es inmortal.

Ferran Alcocer Gómez

Ferran Alcocer Gómez

Cinéfilo incondicional. Nolanista, Zimmerista y purista. 8 años llenos de pasión, amor y respeto hacia el cine. Sé distinguir entre cine y streaming.