Crítica de Maléfica (2014)

Maléfica es un film de la factoría Walt Disney dirigida por Robert Stromberg y protagonizada por Angelina Jolie, Elie Fanning, Juno Temple, Sharito Copley, Kenneth Cranham & otros. El guión es de Linda Woolverton, Paul Dini y John Lee Hancock. La música está compuesta por James Newton Howard.

Maléfica es una nueva versión de los viejos cuentos de hadas. A la vez es un refrito entre El sueño de una noche de verano de Shakespeare, los cuentos de los hermanos Grimm, los cuentos de hadas irlandeses y todas esas historias que nos hablan de la vieja religión pagana.

El eje de la película es el personaje de Maléfica, con sus mallas de cuero no sabemos si ha salido realmente de una historia de Walt Disney o de Tim BurtonMaléfica es un personaje que vive en el reino de las hadas pacíficamente alejado del otro reino, el de los hombres. Un buen día se enamora de un humano que se ha perdido por esos reinos de Dios donde vive la magia y todo es posible.

Entonces nuestro personaje que tiene buen corazón es traicionada y demuestra que en su corazón hay sitio para el odio y la maldad. Y ahí empieza todo. Hay personajes que salen en la película y que son del cuento de la Bella durmienteMaléfica tiene un gran poder y maldice a la hija del rey. No sabemos porqué pero el personaje no es un antagonista de los habituales y decide en mitad de la película que su papel ha cambiado. No sabemos contra qué pelea Maléfica. El argumento da muchos giros y parece que no hay personaje malo, todos son víctima de la casualidad. El personaje de Maléfica tiene doble cara es como el dios Juno, o como el día y la noche, o como una fashion victim que se ha perdido en un desfile de Versace.

La película tiene grandes dosis de acción, también posee su colorido al haber estado tratado con técnicas de ordenador. Nada escapa a la imaginación de sus creadores pero adolece de argumento. Quien se suponía que debe ser el que resuelva el argumento resulta que no tiene un gran papel en la película. Apenas hay un príncipe azul, surge en un momento de la película y solo como secundario sin más relieve. Esta película será del agrado de las feministas, seguro.

002

Quien de verdad importa radiografiar es el personaje que representa el mal, el personaje despechado que ha sido rechazado. Maléfica no es de verdad la representación del mal sino algo así como el remedo de un rebelde romántico a los satanás, como el satanás de Byron, un personaje que se revela contra una situación injusta pero que demuestra en momentos de su historia que aún anida en su interior un corazón dorado.

Volviendo a la película nos interesa esa mezcla entre diferentes historias de la fantasía europea. Como una madeja enredada el espectador no puede hacer más que desenrollar los hilos para descubrir quién es quién en esta historia. Falta la historia de los viejos mitos europeos, aquellos que hicieron soñar a generaciones enteras y no una mezcolanza sensiblera que no convence a nadie y que en su carácter es plana. No hay una verdadera historia detrás de este cuento y no se nos cuenta más que eso, un cuento. Un cuento de hadas que hará bostezar a más de uno.

El personaje que más nos interesa, el de Angelina Jolie está bordado. En ningún momento dudamos de quién es ella pero el guión da tantos giros que no nos extraña que Jolie no se haya sentido confusa. Quizás incluso ha improvisado. Pero no está mal, es quizás una vuelta de tuerca del género de los cuentos, quizás haga de las delicias de los más pequeños. A lo mejor los guionistas no tenían claro cual debía de ser el argumento y fueron haciendo experimentos a ver qué casaba bien. Pero todo esto es un poupourri que solo se tragaría un hooligan beodo.

Aquí podéis escuchar la música de final de títulos por Lana del Rey. Érase una vez en un cuento…