Los robots más carismáticos del cine

Robots
Con el estreno en el próximo 2017 de la esperada secuela de Blade Runner, he decidido hacer un breve repaso por cinco »simpáticos» robots que ya forman parte de la historia del celuloide.
T-800 (Terminator, dirigida por James Cameron, estrenada 1984)

 

robot T-800
Eso es lo que ve Arnold Schwarzenegger en el espejo todas las mañanas.

Para los más puristas, frikis y gafapastas obviamente, su nombre es Terminator T-800 modelo Cyber Dyne 101. Pues bien, este robot con múltiples funciones estaba programado para una tarea un pelín especial.

Para empezar, decir que venía del futuro, lo había enviado una inteligencia artificial con muy malas ideas que dominaba el mundo (no, no era Donald Trump) llamada Skynet para acabar con la madre del líder de la futura resistencia, la cual se llamaba Sarah Connor. Sin duda el mejor papel de Arnold Schwarzenegger, muy convincente en el papel del robot.

La cinta estuvo dirigida por James Cameron y tuvo su brillante continuación en 1992, con Terminator: El día del juicio. Luego se harían tres partes más, pero sin la brillantez de las dos primeras. Y eso que la última, titulada Terminator Genisys, contaba La Madre de Dragones (la encantadora Emilia Clarke).

David (A.I., dirigida por Steven Spielberg, estrenada 2001):
robot David
Jude Law muestra a un asustado Haley Joel Osment como será su futuro si se convierte en humano.

A pesar de que no recibió el respaldo que merecía en su época, A.I. me fascino en todo momento. El personaje de David, un modelo robot creado por la empresa Cybertronics que recrea a un niño de unos diez años, está interpretado por Haley Joel Osment. Para analizar su creación, se lo dan a un empleado que tiene a un hijo de la misma edad en un coma profundo.

La película cuenta con una gran brillantez visual, una interesante trama, unos personajes muy bien trazados (genial Jude Law como Gigolo Joe) y un Haley Joel Osment que borda su papel de niño robot. Una auténtica película de ciencia ficción sobre robots, un drama desarrollado en el futuro que deja un final (bastante criticado) que para nada es feliz, más bien nostálgico. En todo momento David quiere ser un niño y al ser abandonado por sus dueños, hará lo que sea por encontrar al Hada Azul que lo convierta en un niño y volver con la que considera que es su madre.

Quizás una de las películas más incomprendidas del gran director de Ohio. En principio era un proyecto que pensaba llevarlo a cabo otro de los grandes en la dirección, Stanley Kubrick. Desde 1970, Kubrick intentó llevar a la pantalla esta historia. Para ello contrató a una serie de escritores para el guión de la historia. Aún así, a Kubrick no le satisfacía aún los medios que tenía disponibles para dar vida al personaje de David, ya que creía que ningún niño actor podría ser lo suficientemente bueno. En 1995, Kubrick le pasó la historia a Spielberg, que la estrenó en 2001, dos años después del fallecimiento de Kubrick. Tras finalizar los títulos de crédito finales, aparece una pequeña línea donde reza »Para Stanley Kubrick».

Ava (Ex Machina, dirigida por Alex Garland,  estrenada 2015):
robot Ava
El personaje de Ava bien podría haber aparecido en Terminator Genisys, rodada un año después.

¿Quién no se enamoraría si le pusieran delante a una chica como Alicia Vikander?

Interesante película escrita y dirigida por Alex Garland en la que se muestra a Ava, un robot creado por Nathan (Oscar Isaac), un programador multimillonario. Para probar la efectividad de su última creación, Nathan selecciona Caleb (Domhnall Gleeson), un joven empleado de su empresa para que participe como una especie de conejillo de indias.

Se podría decir que Ava, interpretado por la oscarizada Alicia Vikander, es una femme fatale robótica en toda regla, superando incluso al personaje que interpretó Sean Young en Blade Runner, y es que no solo es capaz de engatusar al incauto de Caleb, sino que con su dulzura también atrapa al espectador más incauto. Una película muy interesante con un final brillante.

R2D2 y C3PO (Saga Star Wars):
R2D2 y C3PO Robots
Bonita foto de sus vacaciones en Tatooine (Fuente: Instagram C3PO)

Qué decir de una de las extrañas parejas de robots del cine. Uno alto, el otro bajo. Uno gordo, el otro flaco. Marcan, quizás, los puntos más cómicos de la saga creada por George Lucas, sobre todo el droide de protocolo C3PO. Este robot que habla con fluidez más de seis millones de formas de comunicación, puede ser de gran ayuda a pesar de su irritante forma de ser.

Contrasta con su compañero R2D2, un droide astromecánico (mecánico de naves espaciales para los no frikis como yo) que acompaña tanto a Anakin como a Luke en sus aventuras espaciales. Cuenta con bastantes habilidades y ningún sistema de seguridad parece que se le resiste.

Dos almas completamente opuestas, que sin embargo se complementan bien durante toda la saga. Solo falta ver como se complementará con ellos dos el nuevo droide de la saga, llamado BB8 y que apareció por vez primera en El despertar de la fuerza. Os dejo con un divertido videoclip que nos ilustra la bonita relación entre estos droides:

Roy Batty (Blade Runner, dirigida por Ridley Scott, estrenada 1982):
Robots Rutger Hauer
Rutger Hauer y Harrison Ford jugando al escondite.

Como acabar esta entrada sin poner a uno de los personajes más icónicos del cine. Rutger Hauer encarnó a la perfección a un droide, llamados en la película replicantes, que quiere ser una persona real.

De nuevo volvemos al tema de si los robots pueden tener sentimientos, todo ello en una sociedad en completa decadencia, donde el ser humano parece que ha llegado a su límite. Un clima irrespirable y reseñas tanto de cine negro como del movimiento denominado cyberpunk.

También nos encontramos a la primera femme fatale robótica, Rachael (interpretada por Sean Young), de la que el agente Deckard, interpretado por Harrison Ford, duda en un principio sobre su naturaleza. Os dejo aquí con el gran momento del replicante Roy Batty:

Hay muchos más que me dejó en el tintero, algunos más conocidos y otros menos. ¿Cuál es vuestro favorito?

Como Bonus Track, aquí tenéis a Iron Man. Vale, no es un robot, pero mola bastante: