Especial películas sobre viajes en el tiempo

viajes en el tiempo
Lo de viajar en el tiempo es un tema que siempre ha fascinado al ser humano y, por ende, el cine no iba a escapar a ello. ¿Quién no ha soñado alguna vez con darse un paseo por la época de los romanos o conocer a su personaje histórico favorito? Por eso, desde Noticias en Serie hemos querido hacer un especial con algunas de las películas sobre viajes en el tiempo que más nos han sorprendido; algunas conocidas y otras no tanto. ¡Empecemos!

Los Cronocrímenes (2007)

viajes en el tiempo

Nacho Vigalondo, aparte de dirigir, escribe películas y cortos que tienen que ver con mecánica cuántica o viajes en el tiempo. Un día, mientras estaba en su casa tranquilamente, leyó acerca del principio de Novikov. Así pues, en Los Cronocrímenes, el fenómeno de los viajes en el tiempo se trata según éste principio:

“La probabilidad de que exista un evento que provoque una contradicción lógica al viajar al pasado es cero”.

En otras palabras, solo es posible viajar al pasado si en todo el proceso no hay contradicciones. No podrías ir al pasado y matar a tu abuelo antes de que tenga a tu padre, porque crea una contradicción, en la cual tú no nacerías. Otro requisito para esto es que sólo haya una línea cronológica. En otras películas como Regreso al futuro, se crea una línea cronológica nueva y se bifurcan las líneas del tiempo. Según Novikov , su principio sólo es válido en situaciones en las que esta bifurcación no se da.

A partir de aquí, Vigalondo se dedicó a escribir una historia lo más real y humana posible, y se dio cuenta de lo tremendamente difícil que era crear una historia que no tuviese ninguna contradicción y que sólo fuera en una línea cronológica. Hizo cientos de versiones y, ya casi cuando iba a abandonar, lo consiguió. Según él, lo que hizo que llegara al guión final fueron unas tetas. Es decir, introdujo a una chica enseñando las tetas para atraer la atención del personaje principal y así resolvió el problema.

Predestination (2014)

Esta película de viajes en el tiempo está basada en el relato corto All You Zombies de Robert A. Heinlein y tiene una lógica similar a la película anterior. Tampoco tenemos universos paralelos y no aparece ninguna contradicción lógica.

El protagonista (Ethan Hawke) viaja al pasado utilizando una máquina del tiempo escondida en una funda de violín. El motivo de este viaje es atrapar a un terrorista que en 1975 mata a 11000 personas en un atentado en el tren de Nueva York. El terrorista finalmente escapa y nuestro agente queda gravemente herido pero consigue volver al presente donde debe sufrir una reconstrucción quirúrgica para salvar la vida.

Una vez recuperado, viaja a 1970 para trabajar como barman y se sirve de la compañía de una clienta que empieza a contarle su triste vida. Cuando termina la historia, nuestro agente revela su identidad y le ofrece la posibilidad de viajar en el tiempo para asesinar al hombre que, según la historia de la clienta, le destrozó la vida.
A partir de aquí, la película se va complicando y creando nudos sobre sí misma cada vez más y más tergiversados, los cuales, tienen completa lógica y nos hacen entender la trama que va cogiendo forma a medida que avanza para no dejarnos escapar hasta el final. Aún así, puede llegar a dejarte una sensación extraña. Hay que decir que en ésta película, el papel de la madre y el padre del protagonista tienen muchísima importancia.

The Infinite Man (2014)

viajes en el tiempo 03

Como una versión complicada de Atrapado en el Tiempo (1993), The Infinite Man nos cuenta todas las artimañas que sigue un hombre para recrear el día del aniversario con su pareja.

Todo lo que Sean quiere es un fin de semana romántico perfecto aunque no siempre es posible. Cuando la novia de Sean decide dejarlo después de ése fin de semana, él concluye en utilizar una especie de máquina del tiempo creada por si mismo para intentar cambiar lo que haga falta y enmendar cualquier error.

Esta película de viajes en el tiempo empieza poco prometedora y nos puede parecer un poco extraña o aburrida, otra historia de amor más, pero encima cutre. No obstante, después del segundo salto hacia atrás en el tiempo, la película empieza a tener ese toque especial, en el que no para de tirar por los suelos cualquier posible teoría que nos hayamos hecho sobre lo que podría estar pasando. El genial guion de Sullivan hace que sea imposible poder anticiparse a lo que ocurre en cada salto, aunque desde la primera escena, él ya nos los presenta todos a la vez sin que nos demos cuenta. Así es, des de el primer momento en el que Sean y su novia llegan al hotel, los misterios de los viajes en el tiempo ya están haciendo sus efectos. Y no es hasta el último fotograma de la película que el guión nos deja entender, por fin, como acaba la historia del insistente Sean.

12 Monos (1995)

Inspirada en la película La Jetée (1962) de Chris Marker, 12 Monos nos cuenta la historia del presidiario James Cole (Bruce Willis) que se ofrece voluntario para llevar a cabo un experimento. Éste consiste en viajar al pasado, nuestro presente, e intentar descubrir que ha causado que en el futuro la humanidad tenga que vivir bajo tierra a causa de un devastador virus. James llega en el año equivocado y es arrestado y llevado a un psiquiátrico, donde conoce a Jeffrey Goines (Brad Pitt), un paciente que juega un papel muy importante en la organización 12 monos.

La película juega con la memoria, su subjetividad y la percepción de la realidad. Imaginaros esto sumado a los viajes en el tiempo. Aún así, ésta película no sigue los principios de Novikov.

Primer (2004)

viajes en el tiempo 04

El filme fue escrito, dirigido y producido por Shane Carruth, un matemático y ex ingeniero, que no tiene reparos en utilizar jerga y complejos diálogos científico-técnicos de su campo de estudio.

Película compleja donde las haya, como tiene que ser una buena película sobre viajes en el tiempo donde se suele cumplir la premisa de que hasta que no se terminan no acaban de entenderse. Con Primer, hacen falta 2, 3, o 16 veces para entenderla en algunos casos.

La película trata de que 4 ingenieros que, al terminar su jornada laboral, se juntan cada día en el garaje de uno de ellos en su propio negocio casero donde construyen y venden tarjetas JTAG. Un día, por casualidad, intentando construir una maquina que reduce el peso de cualquier objeto, dos de ellos inventan una máquina del tiempo y deciden mantenerlo en secreto del resto de compañeros. Ellos las llaman “cajas” y para entender cómo funcionan realmente es mejor ver la película y prestar atención a su complejo diálogo. Todo esto con un presupuesto de $7.000.

¿Habrá segunda parte de este monográfico? Sólo el tiempo lo dirá…

Germán A. Benítez

Germán A. Benítez

Empecé en este mundillo dirigiendo con un Super Cinexin. Hace ya un tiempo que aparqué la 8 mm pero sigo atrapado entre cine de autor y otras de dudoso gusto; sin olvidarme de las series que tan de moda están y tan buenos momentos nos brindan.