Crítica de Vamos de Polis (2014)

Vamos de Polis
Voy a comentar la última película cómica que ha llegado a nuestras pantallas, Vamos de Polis. Dos policias rebeldes algo descafeinados…

Comedia protagonizada por el dueto Jake Johnson y Damon Wayans Jr. Completan el reparto Andy Garcia, Nina Dobrev, Angela Kerecz, Olia Voronkova, Anna Colwell, James D’Arcy, Jwaundace Candece, Rebecca Galarza, Elsi Eng, Libby Blanton, Ali Froid, Karen Henning, Arayna Eison, Brittany Loren, entre otros.

Vamos de Polis cuenta como dos amigos con una vida que consideran un fracaso se visten como agentes de policía para una fiesta de disfraces. Los disfraces están tan bien que les confunden con policías reales. Eso provocará que se sientan especiales y respetados. Ese cambio en sus vidas hará que no quieran volver a su vida anterior. El problema llega cuando estos «héroes» se meten en un lío muy peligroso con mafiosos y detectives corruptos de por medio.

001

La química entre los protagonistas es muy buena. Se nota que se conocen de trabajar juntos en la serie New Girl. En el apartado secundario destaca Andy Garcia que cumple sobradamente en el pequeño papel que interpreta y en seguida te das cuenta que esta película se le queda pequeña. Otro que no me gustaría dejar en el tintero es el británico James D’Arcy que interpreta a un peligroso criminal con el que se tropiezan los falsos polis. D’arcy tuvo que transformar su cuerpo sometiéndose a un duro régimen y entrenamiento para encarnar a este violento delincuente amante de la lucha.

No podía faltar la presencia de la guapa fémina, en este caso interpretada por la actriz Nina Dobrev (conocida por interpretar a la joven Elena Gilbert de la serie The Vampire Diaries – Crónicas Vampíricas). El resto nada a destacar, cumplen sin más en un filme nada exigente en cuanto a interpretaciones.

001

El director de la cinta es Luke Greenfield. Su opera prima fue la comedia “Estoy hecho un animal” (2001) un buen vehículo de lucimiento para el cómico Rob Schneider. Tres años después, el atractivo del film radicaba en la guapa actriz Elisha Cuthbert en “La vecina de al lado” (2004). Película notable para el pobre argumento de la misma y el resultado que se presagiaba. Y antes de la película que nos ocupa, estrenó “Algo prestado” (2011) una cinta romántica coral con algunos buenas nombres en el reparto.

El tono de Greenfield es siempre gracioso pero amable, manteniéndose correcto y sin ofender a nadie. Lo políticamente incorrecto y la trasgresión no tienen cabida en este metraje. La trama explota bastante bien una situación que tampoco da para mucho más y basa casi todo el humor en la química de la pareja protagonista.

001

En algunos planos se ha querido dar un toque de seriedad intentando recordar a la película de Michael Bay, “Dos Policías Rebeldes”, aunque el resultado dista mucho de ser el mismo.

El guión de Vamos de Polis es bastante previsible y fuerza algunas situaciones para provocar la risa espontánea combinándose con otras más aceptables de perfil más correcto, enfocadas a dar una digna y ligera trama. Combinación que funciona por momentos alternos y dependiendo de la exigencia del espectador. Estos policías de corte y pega aspirantes al espíritu de Policías Rebeldes ofrecen lo esperado, más de lo mismo visto en estas comedias prototipo cargadas de clichés, exigencia leve y entretenimiento superficial que puede valer como esparcimiento temporal pues posee algunos momentos decentes que contrastan con otros de menor nivel.

En cuanto a la banda sonora, poco que destacar. Cuenta con algunas míticas canciones como son “Rock You Like A Hurricane” de Scorpions o “The Funeral” de Band of Horses. Aunque en líneas generales no tienen peso en el desarrollo.

001

En definitiva, Vamos de Polis es una comedia ligerita y sin pretensiones, tan agradable como olvidable, que consigue el objetivo de hacer pasar un rato entretenido sin traspasar los excesos de lo políticamente incorrecto. No consigue llegar a la carcajada pero quizás te haga sacar alguna sonrisa si te coge en un buen día.

Germán A. Benítez

Germán A. Benítez

Empecé en este mundillo dirigiendo con un Super Cinexin. Hace ya un tiempo que aparqué la 8 mm pero sigo atrapado entre cine de autor y otras de dudoso gusto; sin olvidarme de las series que tan de moda están y tan buenos momentos nos brindan.