Crítica de Corazones de Acero (2014)

Corazones de Acero
Ya tenemos aquí la última película de Brad Pitt, Corazones de Acero. En ella, volvemos a la segunda guerra mundial para rememorar los hechos vividos por un grupo de soldados estadounidenses.

Corazones de Acero es una película bélica de acción protagonizada por Brad Pitt, Logan Lerman, Shia LaBeouf, Jon Bernthal, Michael Peña y Xavier Samuel, entre otros. David Ayer firma la dirección de éste film donde Brad Pitt hace también de productor de la misma.

La traducción del título es totalmente innecesaria y no aporta nada. Hubiera sido más acertado dejar la original por la relación con uno de los protagonistas de la película, el tanque. Un nuevo despropósito en la traducción del título a la que, desgraciadamente, estamos muy acostumbrados en la piel de toro.

Corazones de Acero está ambientada durante el último mes de la Segunda Guerra Mundial en abril de 1945, cuando los Aliados dieron su golpe final a la guerra. En ella, un famoso sargento del ejército de Estados Unidos por sus hazañas en el norte de África en la 2ª División Armada, llamado Don “Wardaddy” Collier (Brad Pitt) comanda un tanque Sherman M4A3E8 llamado “Fury”, y su tripulación de cinco hombres en una mortal misión tras las líneas enemigas.

El resto de la tripulación de Corazones de Acero la completan, un equipo de veteranos: el artillero Boyd “Biblia” Swan (Shia LaBeouf), ajustador de tiro Grady “Coon-Ass” Travis (Jon Bernthal); el conductor Trini “Gordo” García (Michael Peña); y un joven mecanógrafo del Ejército recientemente alistado que lo meten forzosamente de artillero auxiliar del tanque y que no ha visto el interior de un tanque, ni experimentado los estragos de la guerra hasta el momento, Norman “Machine” Ellison (Logan Lerman).

001

La película apunta maneras pero se queda en el camino para ser excelente. David Ayer suele pecar siempre de lo mismo: es un buen director que sabe dirigir a sus actores pero sus películas no acaban de ser redondas. Los guiones suele hacer aguas en algunos aspectos. Sus personajes son acartonados, algo planos, que los hace poco interesantes y cuesta que el espectador empatice con ellos.

Los primeros compases del metraje son muy buenos: Buen ritmo, edición solvente, una magnífica fotografía acompañada de una dirección artística impecable hace que nos metamos pronto en la trama. El producto tiene un toque visual “sucio” para recordarnos que las guerras carecen de cualquier encanto o atractivo. La música cumple sin más. Es más, pasa bastante desapercibida. Lástima porque podría darle un toque más heroico a algunas escenas.

001

Hablando de la historia de Corazones de Acero, no es tampoco nada del otro mundo y acentúa las carencias del guión. Tiene algunos momentos bien ejecutados como el combate entre tanques pero otros bastante sosos y que no aportan nada a la trama. Seguramente una reducción de su duración le hubiera dado más dinamismo. Lástima que esas pausas en el conflicto bélico contraste con un final atropellado y sin sentido debido a la decisión adoptada por el grupo que no convence al espectador. Para echar más leña, la conducta de los alemanes en esa parte no ayuda mucho en pro de su credibilidad.

En cuanto a las interpretaciones, Brad Pitt hace una buena actuación aunque se ve lastrada por ese toque esterilizado y tipificado de líder cortado con el mismo patrón tan visto en las películas americanas. Quizás una mayor “humanización” del personaje le hubiera venido bien al papel.

001

El resto de personajes cumplen con su papel aunque, como hemos comentado anteriormente, hubiera estado acertado conocer más de ellos y ver una mayor evolución de los mismos. Mención especial a la actuación para Shia LaBeaouf, su actuación es la más solvente y creíble del filme. Quizás nos hayamos en su mejor actuación hasta la fecha y vuelva a estar considerado un actor a tener en cuenta. Se nota que se ha tomado en serio éste trabajo.

En definitiva, Corazones de Acero es una montaña rusa repleta de secuencias de acción, pirotecnia y ratos de buen cine. Quizás un tijeretazo al metraje le hubiera ido bien pero no deja de ser una película bélica estimable.

001

Curiosidades del filme:

– Este es el primer film que ha utilizado un verdadero tanque Panzer VI Tiger. Se trata del único tanque de su tipo aún operativo y que es propiedad del Museo de Bovington.

– Su rodaje tuvo lugar en Inglaterra, más exactamente en los campos de Oxfordshire y en la pista aérea de Bovingdon en Hertfordshire, durante doce semanas. Estas ubicaciones fueron elegidas por la luz y el clima de la zona, ya que estas podrían compararse con la de Alemania, pero la razón principal era, para poder contar con los recursos del museo del tanque de Bovingdon, ya que cuenta con la mayor dotación de carros de combate del mundo.

– Para que la historia fuera dotada de más realismo se contó con la asesoría de 3 consultores militares y 4 veteranos de la división acorazada que sirvieron durante la Segunda Guerra Mundial, estos 7 expertos trasladaron sus conocimientos y experiencias al equipo de producción.

– Frontalmente el Sherman no era capaz de atravesar los 100 mm de blindaje del Tiger, además el Flak del 88 (la mejor pieza de artillería de la Segunda Guerra Mundial) fue adaptada para su uso y podía literalmente “atravesar” a un Sherman de lado a lado.

– Para el rodaje se llegaron a usar varias toneladas de barro y lodo, tratando de reflejar así esa esencia de realismo posible, ya que la mayor parte del tiempo los carros estaban hundido en él.

– El pueblo alemán donde ocurre parte de la historia es un plató construido en doce semanas. Había que tener en cuenta el tamaño de los diferentes carros blindados, ya que debían de pasar a través de esta aldea, ya que si esta era muy pequeña, los tanques se verían absurdos y viceversa.

– Para componer la música, el compositor Steven Price recurrió a las grabaciones realizadas en el set del rodaje, a lo largo de la composición de su música también empleó el uso de armas, chapas identificativas y partes del tanque que sirvieron como elementos de percusión en el estudio. De esta forma los elementos visuales se convirtieron en elementos sonoros que formaron parte de su banda sonora, creando así una banda sonora original y única.

Las ideas son pacíficas. La historia es violenta…

Germán A. Benítez

Germán A. Benítez

Empecé en este mundillo dirigiendo con un Super Cinexin. Hace ya un tiempo que aparqué la 8 mm pero sigo atrapado entre cine de autor y otras de dudoso gusto; sin olvidarme de las series que tan de moda están y tan buenos momentos nos brindan.