Cine y series trascendentales (Vol.1)

Cine
La palabra trascendencia en este post cobra un concepto coloquial y general: el de la capacidad de provocar consecuencias relevantes, algo que en el cine y en las series está más que presente.

El cine logra cambiar tu forma de ver la vida, de ver las cosas. Éso es trascender. Y es ésto de lo que va a tratar esta lista -siempre desde un punto de vista personal y subjetivo- sobre películas y series que no pasaron desapercibidas en el momento en el que las vi por primera vez –y por segunda, y por tercera…- y dieron una vuelta de tuerca a diversas de las ideas que poseía sobre determinados conceptos.

Alguien voló sobre el nido del cuco -1975, Milos Forman– (Novela de Ken Kesey)

Cine

Abro lista con esta obra que maneja sobretodo la idea de locura, un concepto para mi algo ambiguo. Definir la locura es delicado y esta película lo aborda bastante bien, mostrando su característica dualidad. Cada uno de los personajes demuestra una de las infinitas posibilidades del temperamento y comportamiento humano y nos lo ponen a debate.

Imagino que éso es lo que Ken Kesey quiso plasmar cuando escribió esta dramática novela; reabrir en la mente del espectador un dilema sobre la cordura, que posteriormente pudimos contemplar en la gran pantalla a través del eminente McMurphy (Jack Nicholson), el tímido Billy (Brad Dourif) y la abyecta enfermera Ratched (Louise Fletcher), para mi gusto las tres más potentes interpretaciones de la obra.

El club de la lucha -1999, David Fincher- (Novela de Chuck Palahniuk)

Cine

Aunque el film en su totalidad me acaba resultando algo aparatoso, debía de incluirlo en el artículo. Porqué, a pesar de sus defectos, la idea principal es realmente atractiva.

Para Heidegger el nihilismo reduce el ser a un solo valor, anulando el valor intrínseco de la vida: de ésto es de lo que quiere hablar El club de la lucha. Dicho coloquialmente, Tyler Durden posee la filosofía de ‘’mandarlo todo al carajo’’, sin necesidad de preocuparse o caer en una depresión, pues no hay ningún objeto que lo merezca, dado que las cosas no tienen ningún fin ni significado.

El planeta salvaje -1973, René Laloux- (Novela de Stefan Wul)

Cine

La extrañeza reina en cada uno de sus 73 minutos. Esta animación de ciencia-ficción no es apta para todo el mundo, pues muchos huirán despavoridos. Sin embargo, no toda la esencia de la obra radica en su surrealismo arraigado a una dimensión desconocida.

Colocar al ser humano como la especie dominada del planeta resulta provocador, y tanto su estética como su concepto es lo que hace de El planeta salvaje una experiencia inolvidable.

12 hombres sin piedad -1957, Sindey Lumet(Guión de Reginald Rose)

Cine

Este debate judicial –literalmente durante todo el metraje- demuestra que el cine puede encontrar su belleza y efectividad en el minimalismo.

12 hombres, una sala de un jurado popular y tertulia. No hay nada más, ni le hace falta. ¿Se puede tomar una decisión en estas situaciones con desdén?  ¿Hay que ser obstinado a la hora de decidir si alguien es culpable o no culpable? La respuesta a modo de moraleja se halla en este instructivo film.

Twin Peaks (TV) – 1990-1991, David Lynch –

Cine

Dejando por un momento el cine y centrándonos en las series, Twin Peaks resulta un viaje hacia la mente subconsciente de Lynch –y de uno mismo- en el que hay de todo: asesinatos, logias, sueños paradigmáticos, investigación poco convencional, fracasos y triunfos románticos, una buena banda sonora, una atmósfera excéntrica… Y todo ésto a principio de los noventa, marcando un impacto más que importante en su arriesgada emisión.

La serie puede considerarse como uno de los ejemplos más claros de que en la extrañeza también hay belleza.

El show de Truman -1998, Peter Weir – (Guion de Andrew Nicol)

Cine

El prolífico Mito de la caverna de Platón: uno de los planteamientos más destacados de la filosofía universal y que en más de una ocasión se ha querido llevar al mundo del cine.

Esta obra ha sabido manejarlo con tutela, y es la razón primordial por la que esta joya tiene la gran capacidad de quedar anclada en la memoria. Aún a pesar de ser tan reconocida, seguro que hay gente que todavía no la ha visto: cuando lo hagas te invadirá un ambiente reflexivo sobre tu propia vida como en su momento nos ocurrió a la mayoría .

American History X -1998, Tony Kaye – (Guion de David McKenna)

Cine

Lo que en su día se consiguió con esta obra fue algo tremendo para el cine. ¿Quieres ver cine no bélico que hable sobre el conflicto étnico y racial? Aquí la tienes.

Emocionante, impactante y conmovedora. Al igual que todas las anteriores obras también tiene una gran enseñanza. Recuerdo haber oído en algún momento de mi vida la siguiente frase: ‘’Una vez que faltas el respeto, lo pierdes’’. American History X golpea fuerte y duramente con esta cita.

One Piece (TV)-1999-Actualidad, Eiichiro Oda 

Cine

Más de uno se preguntará que pinta un anime como éste en la publicación al tratarse de un sencillo shonen. Y ésa es una de las cosas que más me gustan de la serie, que a pesar de su sencillez y su apariencia -a primera vista- pueril, posee una enorme y muy bien lograda ideología con la que no todo el mundo que la visiona pueda sentirse identificado, pero sí que se sienten los fans más acérrimos.

¿De qué trata la serie? ¿De peleas, de batallas, de superpoderes y villanos? Yo diría que eso queda en segundo plano. Vitalidad, agallas y sobre todo lealtad. Ésas, para mí, sí que son las premisas.