La vergüenza del CGI: Capitán América Civil War

Civil War
Por -casi- todos es sabido el uso abusivo del polémico CGI en Capitán América: Civil War. El problema viene de la mano de las siguientes informaciones, que elevan el nivel de este recurso a la categoría de bochornoso.

Una de las claves del éxito de Capitán América: Civil War fue la introducción de dos superhéroes icónicos como Spider-Man Pantera Negra. El primero de ellos, El Hombre Araña, tuvo un papel estelar en el filme -a pesar de su reducido tiempo en pantalla- y el segundo también deslumbró.

Capitán Marvel trae un mensaje

Así será el nuevo traje de Batman en La Liga de la Justicia

Hasta aquí, todo correcto. Dos superhéroes deseados por los fans que consiguen captar la atención y realizar un buen papel, ¿cuál es el problema? que su aparición está manchada por el uso ABUSIVO del triste CGI. Estas nuevas declaraciones de los hermanos Russo, directores de la película, se refieren a las escenas de Pantera Negra.

«Realmente tuvimos un montón de trabajo con este traje. Es decir, teníamos un traje real que se utilizó en el set. Pero es imposible crear un atuendo así cuando se está hablando de un disfraz de otro mundo como el que lleva Pantera Negra, que tiene cierta luminiscencia especial porque está hecho de un metal tejido. No pudimos permitirnos el lujo de fabricar un equipo con esas características sin que el actor o los especialistas sudasen hasta la muerte y que tuviese la luminosidad que deseábamos. Así que nos pusimos en contacto con ILM (Industrial Light & Magic) para que pintasen el traje sobre ellos. El equipo es completamente CGI».

Civil War (1)

En definitiva, usaron CGI en TODAS sus escenas, lo cuál es una vergüenza. ¿Por qué es una vergüenza? Pues muy simple, porque se rompe la magia del cine. ¿Quién no se maravilló con las maquetas de la trilogía de El Señor de los AnillosStar Wars -trilogía original-?

¡Sorpresa! Marvel presenta nueva serie

Espectacular vistazo a los nuevos Power Rangers

Es bastante triste -y es cierto, me parece triste como cinéfilo- ver salas llenas de cine donde todo lo que se verá es el producto de una mentira hecha por productores codiciosos y, sin embargo, ver salas vacías donde se exhiben películas de auténticos autores europeos -o incluso americanos-. Uno de los últimos ejemplos es La Bruja, película artesanal hecha con mimo y dedicación -donde hasta los animales eran reales-, siendo escupida vapuleada por el espectador medio, que no sabe ni quiere saber las grandes mentiras que hay en el cine comercial. Y sí, amigos, una de ellas es el CGI. Espero que esto os sirva para reflexionar.