Cadena perpetua para el asesino de Chris Kyle, «El Francotirador»

La vida del marine asesinado quedó inmortalizada en la película dirigida por Clint Eastwood. Eddie Ray Routh ha sido condenado a cadena perpetua y acusado de asesinato por la muerte de Chris Kyle. El asesino Eddie Routh ex marine tenía problemas mentales pero para su defensa no ha convencido al juez ni ha sido eximiente suficiente para justificar el crimen cometido. Routh asesinó a sangre fría a Kyle y a su amigo Chad Littlefield y luego cogió tranquilamente la furgoneta de Kyle friamente para ir a tomar un burrito a Taco Bell. La familia de Littfield cargó contra Routh diciendo que: «Te llevaste la vida de dos héroes por delante, hombres que intentaron ser amigos tuyos. Te has convertido en la desgracia de América». Los expertos médicos dicen que la reacción de Routh se debió a «trastornos del estado de ánimo creados por el abuso de alcohol y marihuana», se piensa que el acusado podría estar aquejado de una esquizofrenia y un estrés postraumático aunque en Texas el asesinato ya conlleva la cadena perpetua, se ha librado de la pena de muerte, ha tenido suerte.

El fiscal en el juicio declaró que: «El veredicto final demostrará que las enfermedades mentales, esas que el acusado puede tener o no, no sirven de excusa para ser buen ciudadano y saber distinguir el bien del mal», duras palabras. Ya hay quien dice que Routh se inspiró en un reality para cometer el crimen o en una escena de «Seinfield».

Simultáneamente al éxito de la película se celebraba el juicio por el asesinato del soldado Chris Kyle. Kyle pertenecía al Navy SEAL y está reconocido como el francotirador más letal de la historia con 160 muertes. La película ya ha recaudado 430 millones de dólares en todo el mundo.

2